miércoles, 20 de enero de 2010

La vida te da sorpresas

Leyendo un twit de @Antropomorfo (cito: "¿la iglesia está pidiéndole a los homosexuales que no cojan?) recordé una anécdota de mi vida universitaria.
Por esa época yo había entrado a un grupo de teatro en el que había conocido mucha gente, toda clase de gente.
En la escuela mi grupito de amigos eran buenos chicos católicos de los de a deveras, de pertenecer a grupos, pastorales, trabajar en un periódico católico y así.
Un día uno de mis amigos llegó con el Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, se sentó junto a mí, abrió el libro y en un plan perdonavidas me dijo: "Deberías enseñarles esto a tus amigos", señalando con el dedo lo que debía mostrarles.
El párrafo, en resumen, implicaba o decía, ya no me acuerdo, que las personas con orientación homosexual no habían decidido nacer así, pero si lo eran debían elegir en sus vidas el camino de la castidad para pertenecer a la iglesia.
Muy molesta sólo pude contestarle que yo había creído hasta entonces en un Dios de amor y un Dios de amor no castraría a mis amigos no permitiéndoles amar y ser amados (también en resumen, porque sé que dije muchas otras cosas que no tiene caso repetir).

Cosas curiosas que tiene la vida...
Este amigo del libro salió del clóset hace algunos años. Vive en otra ciudad y se desconectó completamente de las personas que éramos sus amistades.

16 comentarios:

Beau. dijo...

Que ironías ¿no?. Eso pasa por no respetar el derecho de los demás a ser lo que se les pegue la gana, y bien dice el dicho: "No escupas pa' arriba que te cae del cielo". Saludos!!

Ministry of Silly Walks dijo...

Pues el cortar relaciones con la gente de aquí fue una decisión que él tomó. Nadie le dejó de hablar por las cosas que decía. Él solo se alejó.
Creo que hay una o dos personas que siguen en contacto con él. Una de ellas solía decirle: Cuidado con lo que dices, un día te podrías arrepentir. Pero lo decía porque él era gay y esto aun no lo sabíamos.

El Signo de La Espada dijo...

Aaaaah hueeevooooo, clásico. No es en todos los casos, pero es un clásico caso del enclosetado homófobico, que con mucha frecuencia también, se escuda en argumentos religiosos.

Ni modo, como bien dices, la vida te da sorpresas

Ministry of Silly Walks dijo...

Y las sorpresas hay que recibirlas con gusto, como todo y ser felices, qué chingaos!

Juano T&S dijo...

Hahaha me acorde de una frase que dice"DEMASIADO MUNDANO PARA MIS AMIGOS CATOLICOS, DEMASIADO CATOLICO PARA MIS AMIGOS MUNDANOS" jejeje no se... me acorde xD pobre de tu amigo... el pez por su boca muere y creo que el no acabo muriendo por hay.. hahaha ando muy chistoso jejeje

Ministry of Silly Walks dijo...

Creo que yo encajaba a la perfección con esa frase cuando estaba en la universidad. La última parte se me fue quitando.

todavia dijo...

Yo no se que mania tenemos muchos humanos de querer andar dicendole a los demas como deben vivir. Creo que por andar preocupandonos de como viven otros, se nos olvida nuestra vida.

La Negra dijo...

orale, si que fue sorpresa, a lo mejor cortó el comntacto por miedo a que le echaran en cara lo que él habia dicho o sugerido... a mi me da gusto que sea ya legal acasar en méxico, no hay que castigar a la gente por sus gustos o decisiones, ellos son responsables de sus vidas y el unico que los va a juzgar el Dios y yo creo que Dios (como rigo) es amor...

Ministry of Silly Walks dijo...

Sí, eso suponemos. Curiosamente una de las personas con las que sigue en contacto es gay y yo sigo admirando cómo aguantó sus comentarios. Tal vez sabía más que nosotros y comprendía mejor.

Srta. Laaa dijo...

Y dicen que 'De todo hay en la viña del señor'. Exigen disculpas públicas para reanudar el diálogo, pero no hay predicación con el acto. No puede haber matrimonios entre personas del mismo género que profesan amor pero si curas pedofilos y ahí quién dice algo. El matrimonio es mero trámite legal, de protección y reconocimiento social, y si la mayoría lo reconocemos, y sí ya hay protección legal, la iglesia como que ahí qué.

También admiro como esa persona soportó tanto comentario. No cabe duda que la tolerancia no es una utopía.

Ministry of Silly Walks dijo...

Ese "como que la iglesia ahí qué..." se me hace bien acertado. Jejeje.. simple y concreta la idea.
Si la iglesia no reconoce estas uniones, cualquier iglesia, pues bueno, que no los case. Nadie los está obligando.
La ley y el estado laico, eso es otra cosa.

Anónimo dijo...

Creo saber muy bien de quien estás hablando. Lamentablemente cuando ocasionalmente lo he visto o he hablado con él, sigue fingiendo ser alguien que no es. Me da mucha tristeza que no se acepte a sí mismo, que pena…
Creo que se alejó de sus amistades quizá por pensar que lo juzgaríamos, pero en realidad con el cariño que le tenemos, lo único que podríamos expresarle es amistad y aceptación. Ojalá algún día tenga el valor de asumir su sexualidad completamente y sin complejos.
Por otra parte, me da mucho gusto ver que México está cambiando y ya no somos una sociedad llena de prejuicios e ignorancia. ¡Que viva el respeto y la diversidad!

Ministry of Silly Walks dijo...

Pues sí.
Entre más sabes mejor comprendes lo que pasa en la cabeza de los demás.
Yo también supuse que se habría alejado por algo así, pero pues ya todos estamos grandecitos, ya nos salieron pelitos (diría la sra. rana)y esto podría haber sido una anécdota cualquiera, perdida y olvidada, de no ser por ese detalle, no? el del distanciamiento y la falta de aceptación. Y bueno, a mí no me debe nada... ni a nadie pero fueron muchos años juntos. Si a alguien podría o debería decírselo pienso que sería a ti.

SandyGallia dijo...

Tómala!
a veces así pasa, mi familia (u sease el macho alfa y yo) somos budistas y mis tíos nos traen en jaque... nos traían, su hija soltera salió embarazada y ahora andan muy ocupados educándolo para que ella termine de estudiar =P

Ministry of Silly Walks dijo...

Acabo de leer una frase, de una fotografía en una nota que estaba leyendo. Dice:
Fíjate a quién odias... podría ser alguien a quien tú amas.

Me estremeció.

Antropomorfo dijo...

eeeeeh, soy famoso, jeje. Nunca he entendido esa doble moral de la iglesia católica (y de todas las iglesias creo). POr eso me perdieron hace un montón.